ATE aceptó la conciliación y puso fin a las medidas de fuerza en la municipalidad de Chichinales

Luego de dos días de medidas de fuerza de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), con la ocupación de la Municipalidad de Chichinales y el bloqueo a las puertas del Corralón Comunal, intervino la Secretaría de Trabajo de la provincia y convocó a las partes a una audiencia de conciliación. El sindicato demanda un aumento salarial del 40% y la inmediata reincorporación de todos los trabajadores despedidos por el Intendente José Rivas.

El conflicto comenzó a descomprimirse cerca del mediodía, cuando el Poder Ejecutivo local comunicó que continuará abonando los salarios a todos los trabajadores que habían sido despedidos hasta el próximo 16 de febrero, fecha en la que se llevará a cabo la audiencia en la Delegación de Trabajo, con sede en Villa Regina.

ATE destacó la intervención de la Secretaría de Trabajo y señaló que “una vez superados los enfrentamientos y las discusiones con el Intendente Rivas, éste flexibilizó su postura inicial y permitió un primer entendimiento para los próximos días”.

“Hemos alcanzado un entendimiento inicial con el Intendente Rivas y esperamos que con el correr de las horas se transforme en definitivo. Todo dependerá si estos días que pasarán hasta la audiencia en Trabajo son utilizados para evaluar propuestas que permitan atender las sensibles demandas de los trabajadores o, si por el contrario, se persiste en la violación de todas las leyes laborales”, señaló Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro y agregó que “destacamos la intervención hasta aquí de la Secretaría de Trabajo provincial, toda vez que su mediación permitió descomprimir el conflicto”.