Decisión dividida entre los trabajadores de Cordero. Algunos retomaron sus puestos

Este fin de semana se realizaron sucesivas reuniones entre los trabajadores y el intendente Gustavo Pita para destrabar el conflicto que lleva 48 días. Algunos definieron volver a sus puestos de trabajo, otros, continuar con las protestas.

Desde la intendencia se informó oficialmente que “el total de los agentes municipales quienes lo largo del conflicto mantuvieron negociaciones con el intendente por fuera del gremio, que se veían truncadas cuando éste intervenía, resolvieron durante este fin de semana no volver a las rutas el lunes, interpretando los mismos que esa metodología de protesta no generó ningún resultado positivo en 48 días de conflicto y comenzó a tensar relaciones entre los propios vecinos, a pesar de la propuesta comunicada por Rodolfo Aguiar de volver a las rutas”.

“Las notificaciones por carta documento enviadas a los trabajadores para que retomasen sus puestos de trabajo y el fracaso de los dirigentes de ATE por intentar resolver con violencia los reclamos de los manifestantes, fueron las causas que motivaron a los trabajadores a apartarse, este lunes, de las medidas de protesta que impedían la libre circulación de vehículos por la ruta nacional 151 y el normal funcionamiento de las dependencias municipales”, aseguran desde la comuna.

E informaron que “de una reunión mantenida entre los trabajadores y el gremio durante la mañana de hoy, se produjo una división. Un grupo decidió de retomar a sus puestos de trabajo desistiendo de la protesta. De esta forma, de los noventa trabajadores de la Municipalidad, ochenta y cuatro están en condiciones de volver a trabajar, mientras sólo ​seis decidieron continuar con las medidas de fuerza bajo la órbita de Aguiar”, en referencia al secretario General de ATE.

“En el acuerdo surgido entre el intendente y el grupo de trabajadores se resolvió aceptar los incrementos otorgados por el ejecutivo municipal en el mes de abril; se estipuló el no pago de los días no trabajados; la entrega de indumentaria a partir del retorno a sus respectivos puestos de trabajo el día martes y una nueva mesa de diálogo para el mes de julio donde se acordarán incrementos para el segundo semestre del año”, informaron.

Y aseguraron que “el intendente y el grupo de trabajadores destacaron el acuerdo producido para avanzar en la resolución del conflicto y garantizar la paz social, la integridad física de funcionarios, agentes municipales y, ante todo, de la comunidad en su conjunto quien estuvo de rehén durante el conflicto”.

El intendente destacó la decisión de los diez trabajadores ​que abandonar​on​ las medidas de fuerza, sumándose de esta forma a los setenta y cuatro compañeros que podrán retornar con normalidad a sus tareas laborales. “Esperamos que nos dejen volver a trabajar, no podemos atravesar nuevamente por las situaciones difíciles generadas por un dirigente como Rodolfo Aguiar, motivado quien sabe por qué interés”, detalló Pita.