Crítico documento de las centrales obreras

(ADN).- Las centrales obreras emitieron un documento conjunto en el que critican las políticas nacionales de ajuste, tarifazos, despidos y devaluación. Y le exigieron a la administración rionegrina defender los intereses de los trabajadores locales. Pidieron paritarias libres y aumentos salariales para recomponer el poder adquisitivo. Fue en una conferencia conjunta en Bariloche, una señal de unidad y fortaleza.

Al finalizar, distribuyeron el docemento que expresa:

“Frente a la Aplicación de políticas neoliberales, delineadas y ejecutadas por el gobierno nacional de Mauricio Macri y reproducidas tal cual el mejor discípulo por parte del gobernador de nuestra provincia Alberto Weretilneck, las Centrales Sindicales de Río Negro, manifestamos el más fuerte repudio a: las políticas de ajustes; a los tarifazos; a los despidos; a la devaluación; a la transferencia de recursos a los sectores concentrados de poder (como la eliminación de las retenciones al agro y la minería); al endeudamiento externo para facilitar la bicicleta financiera; al desconocimiento del desfasaje entre los acuerdos paritarios del presente año (promedio llegan al 30% frente a una inflación interanual que ronda entre el 40 y 45%); a la negativa de la eliminación del impuesto a las ganancias a los trabajadores/as; al inicio de la destrucción del sistema previsional, público y de reparto; a la destrucción de la pequeña y mediana empresa y el mercado interno por medio de la apertura total de la economía que termina generando más desempleo; a la persecución judicial, penal y policial a los dirigentes sociales, sindicales y políticos que se oponen a este sistema de ajuste; a las modificaciones a leyes laborales destruyendo nuestros derechos para imponer nuevamente la flexibilización laboral de los 90. Medidas que han puesto a la clase obrera en una situación extremadamente crítica y con un futuro totalmente incierto y altamente preocupante.

Por todo lo expuesto, durante este año la unión en la acción se concretó en la calle, a lo largo y ancho de nuestro país y de nuestra provincia, donde las distintas centrales se han manifestado en contra del ajuste y el neoliberalismo, exigiendo un cambio en el rumbo económico que permita mantener los derechos conquistados por la clase trabajadora y reactivar la economía nacional.

Al finalizar el año vemos con preocupación, que lamentablemente tanto el gobierno nacional como los provinciales y municipales, siguen de espaldas al reclamo del pueblo trabajador.

Frente a esta realidad, expresamos nuevamente el pedido de cesar con las medidas económicas que favorecen a los grupos concentrados, y por el contrario exigimos que se ponga la economía al servicio de la política y la política al servicio del desarrollo de los sectores populares.

En especial, al poder ejecutivo de Río Negro y los intendentes de las distintas localidades de nuestra provincia, les solicitamos:
•Una postura enérgica en defensa de los intereses de nuestra provincia, exigiendo al gobierno nacional que termine con las políticas de extorsión, en las cuales se utilizan los fondos coparticipables como prenda de negociación a cambio del apoyo a medidas económicas de ajuste.
•Que se pongan al frente de la exigencia de medidas que favorezcan el desarrollo de las economías regionales y frenen el ingreso de productos importados que las termina destruyendo.
•Que exijan el ingreso inmediato de todos los fondos nacionales de obras públicas que están paralizadas y se realice la planificación y puesta en marcha de nuevas inversiones que por medio de la obra en infraestructura, en salud, educación y vivienda, no tan solo mejoren la calidad de vida de los ciudadanos alcanzados, sino también generen una reactivación del mercado interno en la provincia.
•Que se garantice los fondos nacionales y provinciales necesario para seguir el desarrollo universitario y científico que ha permitido a esta provincia, integrar muchos más alumnos provenientes de la clase trabajadora al estudio universitario y transformarse en uno de los polos de desarrollo científico más importante de nuestro país y de Latinoamérica.
•Que el gobierno provincial y los gobiernos municipales actualicen en forma inmediata las respectivas paritarias y los acuerdos salariales 2016 que han quedado por debajo de la alta inflación producida este año.
•Que las discusiones paritarias del 2017 sean totalmente libres y sin ningún tipo de techo salarial.
•Que se constituya en Río Negro el Consejo del Salario con la participación del estado provincial, los sectores empresarios y las distintas centrales obreras con la finalidad de garantizar un salario mínimo en toda la provincia acorde al mayor costo de vida que implica vivir en la región patagónica, y para definir en conjunto políticas de generación y protección del empleo genuino y registrado, el cumplimiento de los convenios colectivos de trabajo y la erradicación del trabajo no registrado, del trabajo precarizado y el trabajo infantil.
•Que se impulse desde el gobierno provincial la constitución en todos los municipios de la provincia de Consejos Económicos y sociales con la participación de las centrales obreras y el resto de agentes económicos y sociales de cada localidad.
•Frente al importante incremento de la presencia de efectivos de las distintas Fuerzas Seguridad en nuestro territorio, manifestamos nuestra preocupación y exigimos la no implementación de ningún tipo de acción represiva ni violatoria de los legítimos derechos de manifestarse y peticionar que tienen las organizaciones Sindicales, Sociales y políticas y el pueblo en general, la crisis económica, e hambre y el desempleo o se soluciona con represión sino con políticas de verdadera inclusión social.

Esperamos que el gobierno provincial escuche este pronunciamiento público de los trabajadores, convoque a las distintas centrales obreras para escuchar sus justos reclamos, tomando a la brevedad las decisiones políticas y económicas que rompan con la lógica del ajuste y marquen el cambio de un rumbo que apunte al desarrollo económico de la provincia, con crecimiento de las economías regionales, sin despidos, sin tarifazos y con salarios dignos.

Las centrales que firmamos este documento reasumimos nuestro compromiso de seguir trabajando para lograr cada día más unidad, mayor articulación popular y salir a la calle todas las veces que sean necesarias con la finalidad de luchar contra:
•La precarización laboral.
•Los despidos.
•Los tarifazos.
•La criminalización de la protesta.
•El impuesto al trabajo y por una reforma tributaria que haga que ñps de mayor poder económico sean los que paguen más impuestos.
•Tratados internacionales que perjudiquen al nacional.
•La destrucción del sistema previsional.
•Contra todas las medidas de ajuste que nos quieran imponer desde el neoliberalismo”.