Muchos periodistas, poca comunicación

La fiesta de fin de año del equipo de comunicación del Gobierno reunió a más de 80 personas. Periodistas, camarógrafos, fotógrafos, diseñadores, publicistas y trabajadores de prensa de ministerios, organismos, Canal 10 y el bloque oficialista se congregaron en Viedma.

Lo llamativo fue ver tanta gente que tiene un mismo objetivo (comunicar) pero con magros resultados. Evidentemente reclutar y amontonar trabajadores no es garantía de eficiencia ni eficacia. Hay cada vez más periodistas fuera de los medios y dentro de organismos e instituciones del Estado, todo. ¿A quién le transmiten información?.

Otro dato es el desfinanciamiento de los medios. El Poder Ejecutivo retrotrae la inversión en pauta oficial. El Legislativo la redujo al límite de las esporádicas “campañas”. El Judicial no destina dinero a ese ítem. Persiste la discrecionalidad. Y la pauta privada decae al ritmo de la crisis económica.

El Gobierno deberá reformular su idea de “comunicación” que, hasta acá, se reduce a los gigantezcos esfuerzos individuales del subsecretario Gustavo Glave. Se viene un año clave. ¿Habrá cambios?.